El deporte como palanca de acción social El deporte como palanca de acción social

El deporte como palanca de acción social

Igualdad de genero Reducción de las desigualdades Objetivos de Desarrollo Sostenible: Salud y bienestar

Este año hemos pedido disfrutar de unos Juegos Olímpicos muy deseados, después de haber sido pospuestos un año por la COVID-19. Y ahora podemos disfrutar de los Juegos Paralímpicos 2021. 

El deporte nos une, nos entusiasma y nos traslada un conjunto de valores que nos hacen pensar que puede ser un instrumento de cambio social muy potente, especialmente entre las generaciones más jóvenes.

Desde hace unos años parece que el ejercicio físico, tiene cada vez más fans. El último anuario de estadísticas deportivas del Ministerio de Cultura y Deporte, de 2021, señala que el 76% de jóvenes de entre 15 y 24 años practica deporte semanalmente. 💪🏼

Y con la pandemia, igual más. Acordaos de los dos grandes grupos, los que se lanzaron a la repostería y a quienes les dio por el deporte en casa ¿Cuál era el vuestro?

Las competencias del s. XXI también se entrenan 

En algunas ocasiones hemos hablado en este blog de las competencias del s.XXI, que forman parte de Youth 4 Good y de nuestro Project Lab. 

Si alguna vez habéis participado en uno de nuestros itinerarios formativos sabréis que, de las diferentes habilidades soft, en Project Lab nos centramos en acompañaros para que potenciéis las 4 C’s: pensamiento crítico, creatividad, colaboración, comunicación + compromiso social (esta última C es cosa nuestra😊).

Pues bien, no os descubrimos nada nuevo si os decimos que a través del deporte también podemos mejorar estas 4 C’s. Y también muchas de las restantes competencias que estamos comentando. Porque a ver, ¿no nos ayuda el deporte a entrenar nuestra determinación? ¿Nuestra perseverancia? ¿Y nuestra autorregulación?

La lista de valores que perfeccionamos con la práctica deportiva es súper amplia: expresión de sentimientos, convivencia, lucha por la igualdad, humildad, compañerismo… En estas olimpiadas de Tokio hemos encontrado ejemplos de cada uno de ellos. 

Por ejemplo, en salto de altura, Mutaz Essa Barshim (Qatar) y Gianmarco Tamberi (Italia) empataron en el oro con un salto de 2,37. En lugar de desempatar, que era la opción que les propusieron, acordaron compartir el título, algo que no ocurría desde 1912, en que también se compartió el podio olímpico de atletismo.

O el caso del corredor de EE.UU., Isaiah Jewett, y de Botswana, Nijel Amos. Durante su carrera de 800m cayeron al suelo y se ayudaron mutuamente a levantarse, se abrazaron y corrieron juntos hacia la meta.

Otro ejemplo, el de Laurel Hubbard, la primera persona transgénero que ha competido oficialmente en unos Juegos Olímpicos, en halterofilia. 

Y como ejemplo de superación: la neerlandesa Sifan Hassan. En los preliminares de 1.500 metros se cayó, fue adelantada por casi todas las corredoras, pero se levantó, aceleró y logró clasificarse ¡en primera posición! 

Juegos Olímpicos Tokio 2021

El deporte empuja a la consecución de los ODS de 2030 

Dicho todo esto, parece evidente que a través del deporte también podemos actuar como agentes de cambio. 

De hecho, desde las Naciones Unidas se ha señalado como una de las herramientas que nos permitirán alcanzar los ODS marcados para 2030, pues favorece el progreso social precisamente porque promueve esos valores que comentábamos antes y porque incide de manera directa en la salud, educación, igualdad e inclusión social.

Y por la enorme visibilidad que tiene. Un acontecimiento deportivo puede impactar en millones de personas de todo el mundo. 

Eso no solo permite que estos valores asociados vayan calando entre jóvenes y no tan jóvenes. También significa que cualquier acción que se enmarque dentro de una iniciativa deportiva popular o una figura deportiva relevante tendrá una repercusión amplísima.

Por ejemplo, ¿recordáis el Ice Bucket Challenge? Lanzada en 2014, probablemente sea la campaña viral más exitosa hasta ahora y parte del éxito se debe a que un gran número de deportistas de élite se sumó al reto para concienciar sobre la ELA. 

Los deportes de gran impacto pueden lograr una sociedad mejor 

Y si pensamos en deportes con un impacto brutal, seguro que el primero que se os viene a la cabeza es el fútbol. Conocedores de su poder para transmitir valores, ideales o retos, la FIFA y la ONU trabajan conjuntamente en diferentes proyectos de desarrollo y cambio social

Por ejemplo, han desarrollado el programa FIFA Football for Schools, mediante el que jóvenes de todo el mundo pueden formarse en habilidades básicas de este deporte gracias a una inversión de 120 millones de dólares. O el programa FIFA Guardians, que trabaja para que los derechos de los niños sean respetados y fomentados en todo el ámbito del fútbol. 

El deporte también promueve una sociedad en paz. Tanto es así, que el 6 de abril se celebra el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz

Para el desarrollo, por todos los valores que promueve y que venimos contando. Y en periodos de crisis como el que atravesamos, porque nos ayuda a lidiar mejor con la COVID-19 al mejorar nuestra salud física y mental. 

Y para la paz porque el deporte fomenta la convivencia y el respeto. Valga como ejemplo la tregua olímpica, una resolución alcanzada entre las Naciones Unidas y el COI (Comité Olímpico Internacional) por la que se pide a los Estados Miembros en conflicto que mantengan la paz durante la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, con la esperanza de que esos días se conviertan en semanas, meses y años de convivencia pacífica.

Para celebrar este día se realizan a nivel internacional numerosas competiciones deportivas de todo tipo. Este año, como no era posible reunirse por la pandemia, la ONU ha lanzado la campaña “Jugaremos de nuevo” para poner en valor lo que el deporte aporta a las personas y destacar la importancia de vacunarse para poder volver a jugar juntos.

El deporte como palanca de acción social 1

Iniciativas solidarias vinculadas al deporte 

En estos días tan olímpicos hemos querido repasar los retos de nuestra comunidad en el ámbito deportivo. En las dos ediciones de Project Lab que hemos llevado adelante han surgido unos cuantos retos relacionados con la salud y el bienestar… 

Pero nos hemos dado cuenta de que ningún equipo ha planteado en su proyecto el deporte como parte de la solución al reto. 

Sin embargo, como podéis imaginar, sí que existen iniciativas solidarias que utilizan el deporte como canal para favorecer comunidades en situación de pobreza o exclusión social

Por ejemplo, la ONG Holystic ProÁfrica cuenta con la colaboración de ex jugadores del Real Madrid Baloncesto y el Estudiantes y suelen organizar torneos solidarios 3×3 para recaudar fondos para ayudar en Etiopía. La próxima competición es el 11 y 12 de septiembre, por si os animáis. 😀

También del mundo del baloncesto surge la iniciativa “Basketball for Good”, una plataforma de la Fundación de la FIBA en la que, además de visibilizar todos los proyectos que realiza en favor de la infancia, abre un canal para poder participar en alguno de ellos como voluntario.

¿Conocéis algún otro proyecto solidario vinculado con el deporte? ¡Nos encantará conocerlo! En nuestras redes sociales podéis contarnos 👉🏼 FacebookInstagramTwitter y YouTube.

Noticias relacionadas

Retos más votados