El 5 de diciembre es el Día Internacional de los Voluntarios 2020 ¡cómo no íbamos a escribir sobre ello en esta Comunidad Youth 4 Good! 

El voluntario, según define la RAE, es la “persona que, entre varias obligadas por turno o designación a ejecutar algún trabajo o servicio, se presta a hacerlo por propia voluntad, sin esperar a que le toque su vez”.

Seguramente, el concepto os parecerá desfasado respecto a lo que entendemos por voluntario hoy en día… pero bueno, ya se sabe cómo va esto del lenguaje y tal.

En qué se parecen y en qué se diferencian los agentes de cambio social de los voluntarios 

La Comunidad Youth 4 Good está formada por agentes de cambio social. Algunas veces surgen dudas sobre por qué agentes de cambio y no voluntarios. Evidentemente, en la búsqueda de mejorar nuestro entorno, hay puntos de coincidencia, pues ambos realizan una actividad que repercute en la mejora de una situación, y lo hacen de manera desinteresada. 

Pero existen otros aspectos que marcan cierta diferencia. El agente de cambio realiza un trabajo previo de análisis de lo que sucede a su alrededor, de los problemas que afectan a su entorno más cercano y que, además, se pueden estar repitiendo en otras comunidades, es decir, son problemas globales. Y, a partir de ahí, idea la manera de hacerlo y la materializa en un proyecto por el cambio.

Persona ayudando a otra persona

Además, el agente de cambio social conoce cuáles son las habilidades que puede potenciar para hacer el cambio y para inspirar a otros; y si no lo no sabe, se ocupa de formarse para poder dar lo mejor de sí a la hora de abordar un problema social. Por eso, es muy frecuente que los agentes de cambio impulsen iniciativas enfocadas a resolver un problema, mientras que el voluntario generalmente se suma a un proyecto que está en marcha.

Por centrarnos en un ejemplo dentro de la Comunidad Youth 4 Good, la plataforma Próximo nace de un equipo formado por agentes de cambio (uno de los equipos ganadores de la primera edición de Project Lab, por cierto) y lo que ofrece es ayudar a personas que quieren ser voluntarias a identificar y conectar con la mejor ONG o asociación en la que podrían colaborar.

La idea de la app Próximo surge tras identificar un problema que es el exceso de información que encontramos en Internet si queremos hacer labor de voluntariado, que nos puede llevar  a echarnos para atrás por no saber cuál elegir. Por eso, Próximo pone en contacto a cada persona con la actividad de voluntariado ideal en base a tus intereses, disponibilidad (horas, días…) y localización. En este vídeo nos lo cuentan con más detalle:

Es cierto que la figura de agente de cambio es bastante más reciente que la del voluntario. ¿Y qué es mejor? Pues cualquiera de las dos opciones está bien siempre que suponga una mejora en un problema que nos afecta como sociedad, aunque en esta comunidad somos más de arrancar iniciativas 😊.

Pero como estamos celebrando el Día Internacional de los Voluntarios 2020, os vamos a contar un poco más sobre ellos.

Un breve vistazo a la historia reciente del voluntariado

Breve porque como os decíamos, os vamos a dejar solo unas pinceladas para ubicarnos😊. El voluntariado, organizado como tal, comienza en la década de los 60 del siglo XX (vamos, si lo comparamos con la historia de la humanidad, hace cuatro días) con la creación de las primeras organizaciones privadas sin ánimo de lucro en las que las personas realizan actividades sin recibir nada a cambio y sin relación con ningún movimiento religioso o político. 

En la década de los 90 (igual alguno ya habíais nacido) comienzan a nacer las ONGs y en 1996 es promulgada la Ley General del Voluntariado Social que establece los requisitos para ser voluntario:

  1. El voluntario debe tener un carácter solidario y altruista.
  2. La realización de esta actividad no debe tener un deber jurídico o una obligación personal
  3. El voluntariado debe realizarse sin recibir ninguna contraprestación económica o reembolso por los gastos ocasionados en el cumplimiento de la actividad voluntaria.
  4. El voluntariado debe desarrollarse mediante organizaciones públicas o privadas adaptada a proyectos o programas bien definidos.

Principales claves del voluntariado local hoy en día

El Informe sobre el estado del voluntariado en el mundo 2018, El lazo que nos une: Voluntariado y resiliencia comunitaria publicado por la ONU habla de cómo el voluntariado local afecta a las comunidades en crisis, del papel de los gobiernos y otros actores, y de la repercusión del voluntariado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030. Os dejamos referenciadas las principales conclusiones:

Quiénes son las personas voluntarias en España

Acercando la lupa a nuestro país, Europa Press nos deja datos bastante actualizados del Informe ‘Retrato del voluntariado en España’ elaborado por la Plataforma del Voluntariado de España. Y tenemos una buena y una mala noticia. La buena es que el número de voluntarios ha crecido respecto a 2018; la mala, que los jóvenes de 14 a 24 años son el segundo grupo por la cola en cuanto a porcentaje de voluntarios.

Pero ya sabéis que las crisis son oportunidades, eso significa que ese porcentaje puede crecer si esta Comunidad Youth 4 Good es capaz de motivar a muchos más jóvenes a dar un paso al frente ¡como agentes de cambio!

Para conseguir esa motivación tenemos un montón de herramientas en esta comunidad, que las conoceréis de sobra: Project Lab, Hackathon Online, Curso de Agente de Cambio… y un montón de iniciativas enfocadas a generar el cambio social, además de la de Próximo. Si echáis un vistazo por nuestra sección de noticias, veréis que os vamos hablando de proyectos muy chulos que nacen dentro o fuera de esta comunidad, como #HoyPorEllos, #Juntxsporelclima, #MinWaste… 

En conclusión, y esperando que os haya resultado interesante nuestro post de hoy, solo nos queda decir… ¡be the change! El momento es ahora 😊